mercados

Mercados: ver, oler y sentir

Los mercados tradicionales se han se han reconvertido para  transformarse en mercados gastronómicos. Lugares en los que además además de hacer la compra cotidiana, podemos comer, cenar o tomar unas tapas.

Muchos de estos espacios gourmet no pierden su seña de emblema de barrio. Por ello, en los mercados se puede comprar desde el producto más básico hasta la más refinada delicatesen.

Con catas y degustaciones, los mercados son una auténtica experiencia gastronómica y sensorial.

Este fenómeno es fruto del cambio constante de las tendencias. Los nuevos hábitos sociales imponen a su vez nuevos hábitos en la forma de comer.

Cada vez huimos más de los restaurantes serios y buscamos modelos alternativos, con toques de personalidad que a su vez van ligados a una mayor informalidad, menos tiempo y precios más asequibles. Todos estos conceptos muy ligados al fenómeno Foodie.

Los mercados nos alejan de la opción de una carta rígida, permitiéndonos saborear bocados a la vez que sentir la vida de un sábado por la mañana en la plaza.

Un conjunto de sensaciones que a muchos está cautivando y que es protagonista de una gran variedad de ofertas gastronómicas. Desde las tapas más tradicionales hasta las más innovadoras. Desde la cocina autóctona hasta la comida asiática en todas sus variedades.

Los mercados lo ofrecen todo, teniendo el plus de la frescura de los alimentos.

Selección mercados españoles

Haciendo homenaje a estos espacios gastronómicos, os seleccionamos algunos de ellos. Somos conscientes que son muchos los que se quedan en la lista, y esperamos tener ocasión de darles su lugar. ¡Allá vamos!

La Boquería, emblema de Barcelona

Es uno de los mercados referencia de la ciudad, lleno de colores y aromas en sus puestos. Además de comprar productos típicos se puede comer y participar en catas de productos frescos, o formar parte de los cursos de cocina que imparten reconocidos chefs.

mercado boqueria

San Miguel, el origen está en Madrid.

El pionero, en pleno centro  junto a la Plaza Mayor, se encuentra un mercado con más de 100 años de historia. Un lugar lleno de  productos gourmet de España y exquisitas propuestas gastronómicas de todo el mundo.

Mercado San Miguel

San Agustín, en Toledo

Cinco plantas dan lugar a este paraíso de placer culinario junto a muchos de los monumentos declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO. Jamón ibérico, selectos vinos y quesos a dulce repostería reconocida a nivel mundial.

Mercado Victoria, en Córdoba

Desde cocina cordobesa hasta lo mejor de la cocina internacional a lo largo de más de 30 puestos ubicados en los Jardines de la Victoria, muy cerca del casco histórico declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Mercado de la Victoria

Lonja del Barranco. Sevilla, comida y vistas.

¿Comer con vistas al barrio de Triana o a la orilla del río Guadalquivir?  Aquí puedes hacerlo y muy bien. También se puede participar en talleres culinarios, visitas gastronómicas o exposiciones. Un edificio empezado por Eiffel, que no deja indiferente.

Estación Gourmet de Valladolid

Tapas excepcionales en Valladolid, junto a la estación de trenes de alta velocidad y próxima a la Plaza España. Venta y comida que combina con cocina creativa y catas.

Mercado Central de Valencia

Es tradición, sabor y aromas de los que despiertan los sentidos. Un buen lugar para llevarte a casa los productos típicos de Valencia y, cómo no, saborearlos en algunos de sus puestos o bares. Además, el mercado se aloja en un hermoso monumento modernista.

Mercado central valencia

Así nos despedimos de un mundo de sensaciones, lleno de oportunidades para nuestros paladares y cocinas. Los mercados son la fusión perfecta entre la inquietud culinaria y en afán por el descubrimiento gastronómico. ¡Nos encanta la cocina de mercado! ¿Y a ti?

Deja un comentario